S23_1932

NUEVO PORSCHE PANAMERA: MÁS DIGITAL, LUJOSO Y EFICIENTE

El Porsche Panamera llega a su tercera generación. Mide 5 052 mm de largo, 1 937 mm de ancho y 1 423 mm de alto. Su aspecto renovado le da un semblante más expresivo y deportivo. En la parte delantera vemos una entrada de aire adicional encima de la placa, que compensa la mayor demanda de aire en sus sistemas de propulsión. La nueva versión de las ventanillas laterales refuerza el aspecto sedán de este deportivo de cuatro puertas, mientras que los bordes exteriores de la luneta trasera están alineados con el contorno de la carrocería.

El concepto Porsche Driver Experiencecoloca los elementos esenciales para la conducción al alcance del piloto. La palanca de cambios está directamente a la derecha del volante y el conductor también tiene fácil acceso al selector para elegir sus modos de conducción disponibles (Normal, Sport y Sport Plus), así como las palancas de control de asistencia. Esto significa que no se necesita apartar la vista de la carretera para ajustar los programas de conducción y sus sistemas de asistencia.

Presenta una pantalla de 10.9” que muestra los datos de rendimiento del vehículo, permite el funcionamiento del sistema de info-entretenimiento y admite transmisión de video mientras el automóvil está en movimiento. Para evitar distracciones, la pantalla del pasajero no se puede ver desde el asiento del conductor.

Un Panamera Turbo E-Hybrid más distintivo

Las variantes de modelo bajo la denominación Turbo gozan en Porsche de una posición especial como estandarte de alto rendimiento y el Panamera Turbo E-Hybrid llega para reforzar este concepto. Al exterior, se caracteriza por un distintivo faldón trasero con paneles difusores pintados y un faldón delantero exclusivo con el color de la carrocería. También se pueden elegir tubos de escape cromados en bronce oscuro y ruedas de bloqueo central opcionales, que se pueden especificar para los demás modelos.

l color Turbonite, exclusivo de los modelos Turbo, se utiliza como contraste en las franjas de las ventanillas laterales y en el anagrama Turbo de la puerta trasera, así como en el escudo de Porsche del capó, las llantas y el volante. Al interior, este tono distintivo es combinado con elementos de carbono para crear un entorno deportivo. Se puede encontrar, por ejemplo, en el cuentarrevoluciones central del cuadro de instrumentos o como color de los controles de la consola central.

El sedán de lujo del fabricante alemán subraya su carácter deportivo con una serie de sistemas de conducción más potentes. Un perfil mejorado por un concepto operativo modernizado y tecnología innovadora que incluye el nuevo sistema de suspensión Porsche Active Ride para combinar un nivel de confort significativamente mayor con las características de conducción deportiva por las que la marca es famosa. Asimismo, la integración del ecosistema digital propio del usuario al Porsche Communication Management (PCM) permite nuevas formas de interactuar con el automóvil. El diseño técnico del nuevo Panamera renueva las atractivas proporciones del modelo, mientras que una amplia gama de sistemas de asistencia al conductor y un interior fundamentalmente rediseñado y enfocado en el conductor mejoran la experiencia al volante.

Sensación superior con sistemas de suspensión de última generación

El nuevo Panamera viene equipado de fábrica con suspensión neumática de doble cámara y dos válvulas, así como Porsche Active Suspensión Management (PASM). La tecnología de dos válvulas separa las etapas de rebote y compresión del control de la amortiguación, por lo tanto, ofrece mayor amplitud entre confort y deportividad: el sistema aminora notablemente los impactos en las juntas transversales y las averías de la carretera, al mismo tiempo que garantiza una mayor estabilidad en situaciones de conducción dinámica. Adicionalmente, la conducción se puede mejorar gracias a la opción de dirección en las cuatro ruedas.

El innovador sistema de suspensión activa Porsche Active Ride está disponible para los modelos E-Hybrid del nuevo Panamera. La base para esto son los recién desarrollados amortiguadores activos, también con tecnología de dos válvulas, conectados cada uno a una bomba hidráulica accionada eléctricamente. Esto genera un volumen de flujo en el amortiguador según las necesidades, por lo tanto, puede producir fuerzas entre la carrocería y las ruedas de forma ultrarrápida, precisa y específica que contrarrestan y compensan casi por completo los impactos producidos. Esta prestación se complementa con un sistema de suspensión neumática de una sola cámara que ahorra peso.

El chasis mantiene la carrocería del Panamera paralela al camino en todo momento, incluso durante maniobras dinámicas de frenado, dirección y aceleración. Con una conducción suave, el sistema puede absorber los golpes casi por completo, mientras que, en situaciones de conducción dinámica, el sistema de suspensión Porsche Active Ride garantiza su perfecta conexión con la carretera gracias a una distribución equilibrada de carga entre las ruedas.

Si se activa el modo correspondiente, la suspensión puede sobrecompensar las tendencias de cabeceo y balanceo para reducir las fuerzas de aceleración que actúan sobre los pasajeros. En esta situación, el nuevo Panamera se inclina en las curvas como lo haría una motocicleta. Tira la parte delantera hacia abajo al acelerar y la trasera al frenar. Cuando se encuentra estacionado, el sistema de suspensión Porsche Active Ride eleva la carrocería hasta una altura que permite una cómoda entrada o salida.

Motores renovados

Porsche ofrece un total de cuatro sistemas de propulsión E-Hybrid para el nuevo Panamera. Todas las variantes E-Hybrid cuentan con mayor rendimiento, autonomía y eficiencia, incluso el Panamera Turbo E-Hybrid está listo para su lanzamiento al mercado. El corazón de su propulsión es un motor turbo V8 de cuatro litros fundamentalmente mejorado en combinación con un nuevo motor eléctrico de 140 kW (190 HP) cuya capacidad en conjunto generan una potencia de 500 kW (680 HP) y alcanzan 930 Nm de torque. Porsche suma el motor eléctrico en el espacio de la transmisión de doble embrague PDK de ocho velocidades rediseñada completamente, y  que permite ahorrar cerca de cinco kilogramos al prescindir de un lugar separado para el motor eléctrico. De igual manera, su integración dentro del circuito de aceite de la transmisión optimiza el equilibrio térmico de la unidad de conducción eléctrica, lo que brinda mayor continuidad en la entrega del motor eléctrico.

El Panamera Turbo E-Hybrid acelera de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos y alcanza una velocidad máxima de 315 km/h. La capacidad de su batería es de 25,9 kWh, lo que permite una autonomía eléctrica de hasta 91 km en el ciclo combinado WLTP o de 83 a 93 km en el ciclo urbano. Además, el nuevo cargador CA de 11 kW a bordo reduce el tiempo de carga en puntos de carga adecuados a 2 horas y 39 minutos.

La versión base del Panamera también estará disponible desde el momento del lanzamiento. Las modificaciones para aumentar la presión, el flujo de inyección de combustible y el tiempo de encendido optimizan el rendimiento del motor V6 turbo de 2.9 litros. Ahora genera 260 kW (353 HP) y 500 Nm de torque, un incremento de 17 kW (23 HP) y 50 Nm en comparación con su predecesor. Esto lleva la aceleración del Panamera de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos y aumenta su velocidad máxima a 272 km/h.

Porsche también equipa el Panamera con faros Matrix LED de serie. Opcionalmente está disponible el sistema de iluminación LED HD Matrix de alta resolución, con más de 32.000 píxeles por faro. Ofrece funciones de iluminación completamente nuevas, como la iluminación de carriles exclusivos. El alcance de iluminación es de hasta 600 metros. Porsche ha mejorado considerablemente la gama de sistemas de asistencia del nuevo Panamera, incluyendo más opciones ParkAssist, como el ParkAssist activo.

¿Qué te parece? ¡Coméntanos!

Compratelo en tus rrss