desktop (3)

TRILÓBULO DE ALFA ROMEO: LA PARRILLA MÁS RECONOCIBLE DE LA INDUSTRIA AUTOMOTRIZ ITALIANA

Un ícono del diseño que evoca pasión, sofisticación y alto desempeño.

La parrilla frontal ha sido un ícono de los autos fabricados por Alfa Romeo desde los inicios de esta icónica marca italiana en 1910. Fundada por Nicola Romeo, Alfa Romeo siempre ha destacado por su enfoque en la elegancia, el rendimiento y el diseño distintivo. Desde sus primeros modelos, la marca buscó crear siluetas que fueran íconos de pasión y sofisticación.

La parrilla de grandes dimensiones en la zona delantera ha sido parte fundamental del carácter deportivo que imponen los modelos de la marca, adaptándose a las formas de cada modelo de la marca independiente de las tendencias en diseño.

En los años 30, Alfa Romeo presentó una parrilla frontal más grande y curvada que la original, la cual se convirtió en un sello distintivo de sus lujosos automóviles deportivos. Modelos como el Alfa Romeo 8C 2300 y el 6C 2500 presentaron esta parrilla elegante y poderosa, que dejó una huella imborrable en la historia del automovilismo.

En las décadas siguientes, el trilóbulo continuó evolucionando y adaptándose a los cambios estilísticos de cada época, pero siempre conservando a la perfección su esencia distintiva. Finalmente, al encontrar en la forma de triángulo invertido una línea visual madura y estéticamente agradable, se decidió que los futuros modelos de la marca no variarían esa forma base… Ya se había encontrado la perfección.

En los años 60 y 70, modelos como el Alfa Romeo Giulia y el Spider continuaron incorporando la emblemática forma, reflejando su carácter deportivo y apasionado, siendo el sueño de cualquier amante de los autos.

Pocos fabricantes pueden hacer gala de que la esencia estética de sus primeros productos siga presente hasta la actualidad, pero lo cierto esencia de la parrilla de Alfa Romeo nunca desapareció, y en 2015, con el lanzamiento del Alfa Romeo Giulia, este triángulo invertido experimentó un renacimiento glorioso.

El Giulia presentó una reinterpretación moderna de la parrilla triangular, combinando líneas afiladas y una actitud agresiva, al tiempo que parece que su inconfundible forma triangular marca una presencia dominante en cada ruta por la cual circula.

Muestra de la facilidad de adaptación de este código estético es lo bien que le queda no solo a vehículos deportivos, sino a SUV familiares como el Stelvio. Lo que permite que cualquier alfista, sin importar su necesidad de transporte personal o familiar, pueda llegar en un Alfa Romeo a cualquier terreno con el estilo rudo, elegante e inconfundible de su histórico frontal.

 

¿Qué te parece? ¡Coméntanos!

Compratelo en tus rrss