Lanzamiento Volvo 2 - RUSHTERS

VOLVO CAMIONES CHILE LANZA SU LÍNEA DE CAMIONES 100% ELÉCTRICOS EN EL PAÍS

En búsqueda de ser la primera marca en generar una solución real de transporte eléctrico, la compañía sueca incorpora al mercado nacional su línea eléctrica de camiones pesados: Volvo FHE, Volvo FME y Volvo FMXE

El día de ayer asistimos al lanzamiento de una nueva línea de camiones eléctricos de Volvo Camiones Chile, donde reafirma su propósito de construir un transporte sustentable: los modelos 100% eléctricos Volvo FHE, Volvo FME y Volvo FMXE cuentan con tecnología, pruebas de usabilidad y funcionalidad que marcan el comienzo del futuro del transporte electrificado en el país. Esto, ya que la marca a nivel mundial cuenta con producción en masa de camiones eléctricos.

Dentro de su oferta, destaca el Volvo FHE tracto, con baterías que almacenan 540 kWh y asociada a una transmisión de 12 velocidades I-Shift de propulsión eléctrica.

Este nuevo camión 100% eléctrico, que cuenta con una distancia entre ejes de 3.900 mm, 1.370 mm de distancia entre los ejes traseros, una altura de chasis de 980 mm y un ancho de 850 mm, ofrece además una suspensión con capacidad del eje delantero de 8.000 kilos y de 22.500 kilos en el eje trasero, apoyando por una suspensión neumática de 2 pulmones, y una suspensión integral de 4 pulmones con gerenciamiento electrónico, respectivamente.

Con una cabina dormitorio, este camión es ideal para operaciones de transporte y distribución de larga distancia, y ofrece un alto equipamiento como: Techo panorámico con función de salida de emergencia en caso de volcamiento, volante ajustable en 3 posiciones con accionamiento neumático, asiento del conductor neumático y acompañante fijo, indicador de pesos en todos los ejes del camión, tablero de instrumento digital de 12″ y cuatro vistas de navegación, sistema de audio avanzado con comandos por voz, sistema de navegación y pantalla táctil de 9″ con múltiples funciones y cámara de punto ciego, por nombrar algunos.

En materia de seguridad, el FHE cuenta con los estándares que caracterizan a Volvo Camiones, y ofrece un alto equipamiento en materia de seguridad activa y pasiva. Algunos ejemplos de ello son una barra frontal antiempotramiento (FUP), que evita que un vehículo menor se empotre bajo en camión en caso de choque frontal, cabina con célula de supervivencia (Excede norma ECE-R29), alerta de distancia y alerta de colisión, detector de carril con asistencia de salida de carril, asistente de resbalamiento o derrape, alerta de cansancio del conductor, frenado activo y control crucero adaptativo, y dirección dinámica Volvo VDS (hasta 85% menos de esfuerzos de giro).

Por su parte, el Volvo FME sobresale por su agilidad y flexibilidad para transporte entre ciudades, como también distribución urbana con cero emisiones de ruido. También cuenta con baterías de 540 kWh, y una autonomía de 300 a 350 kilómetros de distancia.

El Volvo FMXE resalta por entregar y retirar máquinas y material pesado con la menor perturbación posible en la ciudad. Se posiciona como la respuesta a un transporte más limpio y silencioso que está disponible con paquetes de servicio y soporte para carga.

Vale destacar que esta nueva línea, ingresa al país con comercialización de entrega inmediata, lo que es una clara ventaja competitiva, ya que éstos están listos para ingresar a operaciones. Pero más aún, la marca también tiene disponible la posibilidad de configurarlos acorde a necesidades específicas, demostrando la versatilidad y funcionalidad de estos productos.

“Considerando que la tecnología de los camiones eléctricos no está preparada aún para todas las condiciones y aplicaciones de camiones tradicionales, es que Volvo Camiones ha sido inteligente y certero en entender las instancias en donde los camiones se desempeñarían de la mejor manera posible. Es por ello, que nuestros camiones 100% eléctricos se centrarán en los segmentos de distribución, mediana y larga distancia, y construcción”, afirma Mauricio Tapia, director comercial de Volvo Camiones.

Una planificación programada e inteligente

Con este lanzamiento, la marca está respondiendo a una demanda del mercado chileno y mercados más desarrollados, considerando que ésta genera una exigencia desde el consumidor que busca mayor responsabilidad de parte de los productores. Y Volvo entregará la solución a esto, porque la marca quiere convertirse en la primera en generar una solución real de transporte eléctrico en el país.

“Desde hace dos años que Volvo Camiones Chile viene preparando el ecosistema necesario para poder contar con todo el soporte de pre y post venta para la integración de esta nueva línea eléctrica en el país. Este ecosistema apunta a contar con un acompañamiento constante a los clientes y los productos por lo que se han implementado diversas acciones y estrategias para poder responder de manera segura y efectiva a este nuevo lanzamiento: Inversión en infraestructura acorde y herramientas especiales, instrucción y certificación en el exterior a instructores y técnicos de la marca, capacitaciones a la fuerza de venta, disponibilidad de repuestos y baterías en stock; e inducción a conductores y capacitación a clientes”, comentó el director comercial.

Pero más aún, y entendiendo que hoy se están integrando nuevas tecnologías en el transporte pesado, la marca también capacitará a sus clientes y conductores para que puedan ir evolucionando la percepción desde un camión a diésel a uno eléctrico. Así mismo, y como soporte a los clientes, es que Volvo comercializará todos sus camiones eléctricos con contratos de mantenimiento asociados para mejorar la usabilidad y productividad de los productos, entendiendo que la marca tendrá todo el conocimiento e infraestructura para entregar el soporte necesario a lo largo de la vida útil de los camiones.

Con esto, lo que Volvo Camiones busca es entregar una solución para el transporte eléctrico para implementar junto con los clientes: se debe planificar, tener estrategia de carga y de ruta. Porque la promesa de la marca es clara: mantener al camión en movimiento

Respecto de la infraestructura de carga, hoy Volvo tendrá instalados cargadores en su Casa Matriz en Santiago y en las sucursales en donde estarán disponibles los camiones eléctricos: Antofagasta, Valparaíso y Concepción, pudiendo entregar soporte y asistencia a los conductores.

Negocios responsables con el planeta

El Grupo Volvo está comprometido con impulsar la transición hacia soluciones de transporte sostenibles, cada vez más seguras y aún más productivas, buscando convertirse en una Sociedad Cero: cero emisiones, cero ruido y cero accidentes. La sustentabilidad para la empresa europea considera tres aspectos centrales: las emisiones de gases de efecto invernadero, el debido cuidado de los recursos, la seguridad de las personas y su diversidad. Así, y para atender estos desafíos, la firma nórdica ha implementado innovaciones en sus nuevas flotas de camiones y buses acorde al mercado y al propósito de cero emisiones. 

Actualmente Volvo lidera el segmento de vehículos pesados eléctricos en los mercados de Europa y Norteamérica, completando un 50% de dicho mercado en el primer cuatrimestre del año y con casi cinco mil unidades operando en 40 países. Hoy en día poseen la cartera más amplia en camiones eléctricos pesados con cero emisiones de escape en este segmento y la empresa tiene como objetivo ofrecer una gama completa de camiones y buses libres de combustibles fósiles para 2040.

El éxito de los camiones eléctricos de Volvo radica por su alto estándar de calidad y la mayor productividad de la industria dada su mayor capacidad de carga y autonomía.

RUSHTERS conversa con la marca

Durante la jornada tuvimos la oportunidad de conversar con René Calderón, Gerente de Desarrollo Comercial de Volvo Chile, y le preguntamos si la marca cuenta con alguna estrategia para mejorar la problemática de los puntos de carga eléctrica para los camiones. Nos comentó que si bien es cierto la marca tiene disponible en sus sucursales puntos de carga, estos están orientados solamente a los servicios de la compañía. Claramente se necesita una inversión, pero confía en que se verá solucionado en el mediano plazo ya que el mercado se está dando cuenta que es un buen negocio, y que tiene un gran potencial de crecimiento.

Por otro lado, en cuanto a los costos de mantención, nos comenta que la frecuencia de las mantenciones para cualquier vehículo eléctrico es menor en comparación a los de combustión lo que genera menores tiempos de inoperatividad del vehículo, fallas más sencillas, menos frecuentes, aunque el costo de estas reparaciones es igual o más costosas que los vehículos motorizados.  Por eso Volvo vende estos camiones con un contrato de mantenimiento, cuyo valor no está incluido en el precio de compra.

Y, por último, el país está al debe con beneficios o incentivos para que las empresas se motiven a acceder a este tipo de vehículos, beneficios tributarios o la modificación a la capacidad de carga máxima para este tipo de camiones, tal como se hizo en Europa con 2 toneladas más.

 

 

¿Qué te parece? ¡Coméntanos!

Compratelo en tus rrss